(Decreto 1077 de 2015). Es la actividad complementaria del servicio público de aseo que comprende la recolección de residuos aprovechables separados en la fuente por los usuarios, el transporte selectivo hasta la estación de clasificación y aprovechamiento así como su clasificación y pesaje.

Son los desechos sólidos que se originan principalmente dentro de los hogares, en los comercios y de forma secundaria en instituciones y centros industriales.

Los desechos orgánicos son biodegradables y pueden ser procesados para compostaje, producen un efecto acondicionador de suelos, generando abono o fertilizante, que si se prepara correctamente también puede ser utilizado como una valiosa fuente de nutrientes en la agricultura urbana.

SEA-residuos-organicos

SEA-Residuos-Solidos

El reciclaje es un proceso cuyo objetivo es convertir desechos en nuevos productos o en materia para su posterior utilización.

Gracias al reciclaje se previene el desuso de materiales potencialmente útiles, se reduce el consumo de nueva materia prima, además de reducir el uso de energía, la contaminación del aire (a través de la incineración) y del agua (a través de los vertederos), así como también disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con la producción de plásticos.

Los materiales reciclables son muchos, e incluyen todo el papel y cartón, el vidrio, los metales ferrosos y no ferrosos, algunos plásticos, telas y textiles, maderas y componentes electrónicos.

También es posible realizar un salvamento de componentes de ciertos productos complejos, ya sea por su valor intrínseco o por su naturaleza peligrosa.

En cumplimiento del decreto 1077 de 2015, Son las instalaciones técnicamente diseñadas para la separación o clasificación y pesaje de los residuos sólidos aprovechables, mediante procesos manuales mecánicos y mixtos que cuentan con permisos a que haya lugar.

.